lunes, 7 de julio de 2008

Y fin...

Sí, ya está terminado, Noche de Ofrenda ha tocado a su fin.

Ha sido algo más de un año de mucho trabajo, de interminables horas frente al ordenador, de noches de insomnio, de sueños, ideas y planificaciones, de susurros y charlas conmigo misma, de incluso frustración cuando no conseguía plasmar con exactitud lo que deseaba o cuando quería trabajar contra viento y marea y mis obligaciones cotidianas me lo impedían, pero también de inmensa alegría cuando lograba mi propósito y veía crecer a los personajes y avanzar la novela con paso seguro.

Pero hoy por fin, esta noche, puse el punto final a la historia de Amarok y Galilahi.

Sólo queda la dureza y el ojo crítico de la revisión. Un trabajo pesado sin duda pero, bajo mi punto de vista, necesario e importantísimo.

Gracias por acompañarme durante este tiempo, gracias a vosotros mis lectores.

3 comentarios:

mïssLhyn dijo...

Bueno, ra, como ya te dije me alegro muchisimo de que finalmente hayas podido poner el ansiado fin(valga la redundancia) a tu novela. Ahora a ambas partes nos toca lo "peor", a ti la revisión y a nosotros, los lectores, la dulce espera. Con ganas e impaciencia esperaremos Noche de Ofrenda, a Amarok, a Galilahi y el alucinante mundo que has creado.
Muchos besetes y ¿qué se dice en estos casos? ¿Felicidades? XD...Bueno, tú ya sabes cuanto nos alegramos.

Miss

selenian dijo...

¡¡¡Que bien!!no sabes lo feliz que me hace saber que lo terminaste!ahora sólo nos queda esperar,pero tengo tantas ganas de leerlo...
un beso y felicidades.
un saludo
cristy

Kiantra St. Leger dijo...

Nena, gracias a tí por compartir ese mundo y darnos la oportunidad de formar parte de los licos.
Gracias por Amarok, tú ya sabes por que.