miércoles, 12 de diciembre de 2018

Conectando en preventa

Buenos días!!

Sí, sé que vuelvo a venir tarde!! La idea principal era hacer una entrada semanal los domingo, pero pocas veces puedo hacerlo. Y sí, ya sé que puedo escribirla en otro momento y programar la publicación pero... yo no programo ni el robot de cocina, la verdad.

Si me seguís en Facebook o Twitter os habréis podido beneficiar de la promo que hice durante el día de ayer, con motivo de mi cumpleaños, en la novela La raza número 4 y en la antología Trazos del corazón. Si no te enteraste ¿a qué esperas para contactar conmigo en las redes? Es fácil, a un lado del blog encontraréis los enlaces.

Pero quiero deciros además que ya tenéis en preventa hasta el 20 de diciembre "Conectando" la primera entrega de la Trilogía RNA 3.0. Puedes reservarlo haciendo click aquí

Tengo ya ganas de que podáis echarle mano y me contéis vuestro parecer pues, como os comenté, es un trabajo que lleva a cuestas bastante documentación y mucho tiempo. He estado pensando en preparar algo para que sepáis de qué va la historia sin revelar más de lo necesario, pero para un autor eso es bastante complicado (quizá por eso no se me da bien redactar sinopsis). El caso es que no se me ha ocurrido nada mejor que avanzaros el "antiprólogo" que ha escrito mi "archienemigo" Juan de Dios Garduño, escrito, guionista y director, así, además de revelaros cual es la razón por la que pasamos de ser amigos a ser enemigos sabréis un poco más acerca de la obra y sus personajes.


Antiprólogo:

Estimada Jezz Burning:
Te preguntarás por qué te escribo esta carta, alguien tan importante y ocupado como yo, y sin ningún motivo aparente. Una carta a mano, como ya no se hace hoy en día. Bueno, pronto quedará resuelta esta duda. Me regodeo en ella.
La respuesta es: te odio.
Sí, no me mires con esa cara de asombro, que seguro que has notado en esta última semana mis miradas fulminantes, mis respuestas secas hacia tus preguntas, mis desprecios hacia tus invitaciones a café. No, pues no te equivocabas, no. Y ahora te preguntarás, ¿pero qué le pasa a este si yo no le he hecho nada? ¿Qué está diciendo? ¡Si somos buenos amigos!
Pues mira, te lo voy a decir también, “amiga” Jezz. La semana pasada, por equivocación, me mandaste un email con el archivo adjunto de tu nueva novela. Sí, esa de “Conectando vol.1”, no sé a quién se la mandarías pero acabó en mi Hotmail. El caso es que ponías que la leyera para el tema del prólogo. En un principio quise avisarte de tu error, pero soy muy cotilla, ya lo sabes, y no pude evitar echarle un ojo a las primeras páginas (y eso que odio leer en el ordenador). Maldición, ¿por qué lo haría? Tuve que haberla borrado en cuanto vi que se trataba de una equivocación. Antes eras mi amiga y ahora te odio, y reconozco que es por pura envidia. Soy humano, perdóname.
Si yo tuviera que escribirte el prólogo, que jamás lo haría porque la envidia me lo impediría, diría que has escrito una gran novela de… de…
¡Mierda!, si es que va de tantas cosas y están todas tan bien hilvanadas que no podría decir que pertenece a un género en concreto. Que si tiene su toque de ciencia ficción, que si tiene misterio en las dosis justas, que si tiene amor (qué mal lo he pasado, peor que la protagonista), que si habla sobre la amistad, que si tiene tintes políticos, ¡no es justo! ¡Y encima una trilogía! ¿No te da vergüenza? Y lo peor de todo es que pienso que la puede leer desde un adolescente a un adulto y la disfrutarían igualmente, ¿pero cómo lo has hecho? ¿Cómo? ¡Dime el secreto ahora mismo!
Y si solo fuera el argumento, pero es que encima escribes bien (esto nunca lo reconoceré en público). Me ha encantado la prosa, ni simple ni barroca, el proceso de documentación que has llevado a cabo, ¡si pareciera que has ido al futuro en el que viven los protagonistas! el modo de darles vida y personalidad a tus personajes… ¡Ahhh, te odio, Jezz Burning, no sabes cuánto!
En fin, solo quiero que sepas, “amiga”, que pienso hacer campaña contra tu novela para que no se venda nada. Será un trabajo muy duro, porque la calidad de tu obra es poco cuestionable. Pero no me amedrento, lo conseguiré. Y espero que no salgan las continuaciones, porque de ser así las compraré solo para criticarte.
Deseándote un fracaso comercial, se despide tu antiguo amigo Juande Garduño.

Juan de Dios Garduño
Autor de "Y pese a todo", llevada al cine como "Extinction"

Guionista y director de los cortometrajes "Fe" y "Lobisome"


domingo, 2 de diciembre de 2018

Conectando, vol I RNA 3.0

Hoy vengo a hablaros de la trilogía RNA 3.0 cuyo primer volumen "Conectando" saldrá a la venda en Amazon, tanto en papel como en digital, el próximo día 20 de diciembre. Aunque ya he subido a la plataforma un par de obras (La raza número 4, firmada con mi nombre real Raquel Barco, y Trazos del corazón, una antología de algunos relatos que he ido escribiendo a lo largo de mi vida literaria) puedo decir que esta es con la que realmente vuelvo al mundo literario pues es total y completamente inédita.
Con esta nueva obra quise explorar otro género, dentro de la narrativa romántica: el ciberpunk y el new adult. Por ello diseñé unos personajes que se encuentran en edades comprendidas entre los 18 y los 20 años aproximadamente y un mundo basado en el nuestro pero dentro de cincuenta años.
En el primer volumen, un poco introductorio, aunque con su trama, conoceréis a casi todos ellos, pero la historia estará narrada en primera persona por Noa Spencer, una joven huérfana de padre, buena estudiante e hija responsable. ¿En qué lío se puede haber metido alguien así? Es la pregunta que seguro os podéis hacer.
Pero no será la narradora de toda la historia.
Cuando pensé en escribirla, y un poco también debido a esa tendencia que tengo a complicarme la vida, llegué a una conclusión: todas las historias tienen más de un punto de vista. Tenía claro que no quería escribir la misma tres veces, eso ya lo hemos visto en más ocasiones: el mismo libro o la misma historia narrada por un personaje distinto cada vez. No, eso no me gustaba, así que: ¿porqué no hacer que otro personaje simplemente tomara el testigo narrativo para continuarla?
Así pues la segunda entrega, o segundo volumen, que se titulará Online, estará narrado por Jared Stampton y en el tercero, Offline,  le tocará el turno a Sean Engel. Pero ya llegaremos a ellos cuando sea el momento.
Por ahora, estad atentos pues os iré dando más datos acerca del mundo RNA 3.0 y hoy os dejo con la preciosa y acertada portada que ha diseñado Joana Castro del Cabo.



lunes, 26 de noviembre de 2018

Un poco de color para el martes

Buenas tardes de lunes!

Casi todo el mundo odia los lunes, ¿verdad? A mi personalmente me gustan menos los martes, porque no son nada... Están ahí... ¿para qué? ¿de relleno? A ver: los lunes es inicio de semana, los miércoles mitad de semana (laboral claro), los jueves... mucho se ha hablado de los "juernes" y los viernes está considerado como fin del periodo laboral e inicio de los días de descanso y fiestuqui. Pero, ¿qué leches son los martes? Me reafirmo: los martes no son nada! Son una piedra en el camino hacia la felicidad, un día perdido, un día que además si cae en 13.. pues ya sabéis, ¿no?

Por eso, para darle al martes un poco de protagonismo os animo a que os hagáis con una buena lectura y le demos un poco de color a lo mustio.

Y qué mejor color que el rojo pasión!! Ese rojo pasión del corazón de la portada de la antología de relatos que ya está a la venta en Amazon.

TRAZOS DEL CORAZÓN.



¿Sabéis que haciendo clic sobre la portada podéis leer las primera páginas? ¿Sí, verdad? Mola poder catar un poco antes de comprar, pero llevo mucho tiempo en la literatura romántica como para no saber que a vosotros lo que os va es lo duro y claro en las primeras páginas poca "dureza" aparece. Así que para tentaros os dejo un extracto de uno de los relatos que podréis encontrar.

(...) Prácticamente se sintió arrastrada a la silla objeto del espectáculo. Adrián no le dio apenas tiempo de reponerse cuando ya estaba delante de ella impidiendo que se levantara de allí. Ocultando el rostro al resto de las asistentes por un momento, éste le guiñó un ojo y le brindó una sonrisa llena de picardía que Mina no supo cómo interpretar.
Comenzó entonces el verdadero espectáculo. Adrián siguió en la tónica de movimientos lentos, sensuales y acompasados, hasta que la música llegó a sus tonos más altos y, frente a las invitadas, inclinó su cuerpo antes de arrancarse el pantalón de un ademán, dejando al descubierto sus fuertes piernas y quedando su trasero, cubierto por un trocito de tela del tanga negro, a tan sólo unos centímetros del rostro de Mina. Ésta no sabía adónde mirar pues todo su campo de visión lo cubría el musculoso cuerpo de Adrián que ahora reía internamente imaginando la incomodidad de Mina.
Había esperado que el hombre no disfrutara tanto del brete en que la había puesto pero una ligera mirada de sus ojos le bastó para advertir lo equivocada que estaba: aquel maldito estaba pasándolo en grande. Bien, pensó Mina, a esto podemos jugar los dos.
Las carcajadas que Adrián guardaba para sí, se vieron interrumpidas por el contacto de unas uñas que avanzaron desde su trasero hasta las corvas de sus piernas. Ladeando un poco la cabeza vio la sonrisa malévola de Mina. De acuerdo gatita, pensó, te gusta el riesgo... a ver hasta donde llegas.
Adrián aprovechó la posición para quitarse zapatos y calcetines y después volvió a erguirse en toda su estatura. Encarando ya a Mina, abrió su camisa rápidamente y colocando una pierna a cada lado de la silla, subió y bajó el tronco a escasos centímetros de ella. Ésta lo tomó por la cintura y sacó la punta de su lengua para acercarla al torso masculino aprovechando el vaivén de su cuerpo. La erección de Adrián fue automática y arrolladora. Jamás hubiese pensado que Mina fuera capaz de aquello pero sonrió interiormente con aprobación.
A Mina, la idea le pareció buena en un primer momento, pero pronto supo que resultaría un terrible error. Tan cerca de su cuerpo podía percibir el aroma dulzón del perfume que usaba y eso la afectó más allá de lo esperado: tensando sus músculos, alertando cada una de las terminaciones nerviosas y alterándole los nervios que intentaba por todos los medios mantener bajo control.
La respiración agitada y entrecortada de Mina, acabó con el poco autocontrol de Adrián. Olvidándose de la expectación a su espalda, en su mente tan solo existían ellos dos. Sus manos adquirieron vida propia y comenzaron a pasearse por su propio cuerpo, lenta y armoniosamente hasta sus rodillas, punto de unión con el maravilloso y anhelado cuerpo de ella. Como si de un dibujante se tratara, contoneó en el aire la figura de la mujer: los muslos, el vientre, los senos, el cuello...
Mina no sentía el contacto directo, pero sí su calor amenazando con derretirla, convirtiéndola en puro fuego. Por fin, los dedos de Adrián rozaron su mentón, a la vez que él mismo la rodeaba, para acercarse aún más a ella. Aunque no podía verle notaba su respiración, cálida y húmeda en el hueco del cuello. Mina cerró los ojos fuertemente, reprimiendo la sensación que recorría por su espalda. Se humedeció los labios sin apenas darse cuenta, preparándose para recibir los de él, un beso que su cuerpo clamaba como agua para calmar la sed. Pero aquella deseada caricia no llegó.
A los oídos de Adrián volvieron los compases de la música devolviéndolo a la realidad. Intentando por todos los medios terminar lo más rápidamente posible ya que peligraba su salud mental. El juego en el que habían entrado era extremadamente peligroso para ambos.
De un rápido movimiento terminó de arrancarse la camisa del cuerpo y sujetándola con su mano izquierda, desenganchó el pequeño broche que sujetaba el tanga en la espalda, dejándolo caer al suelo. Se acercó lentamente a la mesa y se encaramó a ella ágilmente para quedar de rodillas e inclinándose hacia atrás, derramó sobre sí mismo el contenido de la copa de cava mientras la música tocaba a su fin. (...)
Extracto de Trazos del Corazón. Jezz Burning. Todos los derechos reservados. 


domingo, 18 de noviembre de 2018

Ya en preventa!!

Buenas tardes de domingo,

Hoy quiero ser breve: se me termina la semana de vacaciones y estoy apurando los últimos minutos tramando nuevas historias que ofreceros.

No obstante, debía dedicar unos pocos a informaros que ya tenéis en preventa Trazos del corazón hasta el día 20 de este mismo mes (vamos el martes).

Lo tenéis en papel a un precio de 13,95 y en digital a un precio de 2,99. Y, por supuesto, en Kindle Unlimited gratis. Puedes hacerte con él haciendo clic aquí.

Espero que lo disfrutéis muchísimo y que también vosotros dediquéis dos minutos a valorarlo en Amazon (ya sabéis estrellitas y comentario). Vuestra opinión siempre es importante, tanto para otros lectores como, por supuesto, para mi.

Gracias y espero, de corazón, que os guste.